Acerca de las elecciones y la reconstrucción de México

Hoy en las noticias se habló mucho acerca de que los partidos políticos no desean donar sus fondos para las elecciones del 2018 en apoyo a los damnificados de los terremotos y los huracanes, pues caray, lo siento, pero según mi punto de vista, no hay tiempo para elecciones, así que deberían de retrasarlas unos meses, hasta reconstruir nuestra nación.

Pe... Pero ¡México es una democracia! ¡Debemos elegir responsablemente a nuestros representantes! ¡Lo que pides nos llevará al desastre! ¡Eres un vendido al PRI! Muchos dirán eso. Bajo circunstancias ordinarias tendrían razón de que no se debe de hacer, pero HOY es distinto. Se trata de México, de nuestro futuro, hoy el futuro de los partidos -que es por el que sus militantes siempre luchan- no importa.

Hoy le digo a nuestros representantes, su "fiesta electoral" deberá esperar. Digan lo que quieran del FONDEN, del presupuesto, de las leyes, de nuestra forma de gobierno, de lo que quieran, pero hay NO miles, sino millones de personas que nos necesitan en el país más que su rotación en el poder, que es lo que ustedes hacen, sólo se cambian de lugar, las mismas caras, los mismos nombres... HOY queremos que se arremanguen las camisas y digan: ¡Vamos a reconstruir México! Y mientras, reestructurar también nuestro sistema político, que el que tenemos parece sacado de la Francia del siglo XVIII, con reyes, virreyes, duques, condes... y un montón de gente en situación de pobreza.

Seamos conscientes, queridos políticos, sabemos que ustedes se están relamiendo con ese presupuesto, que ya saben cómo lo van a derrochar, que van a aprovechar para dar limosnas de despensitas y gorras a los pueblos en desgracia, que se tomarán la foto con quienes sufren... Y después los dejarán a la buena de Dios, como siempre. YA NO ES POSIBLE HACER ESO. Este año fueron Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Morelos, el Estado de México y el Distrito Federal (Me niego a llamarlo CDMX). El próximo año ¿Qué otro estado será? Recuerden que ni los terremotos, ni los huracanes, ni las hambrunas por sequía se pueden predecir. Piénsenlo bien.

Ya es tiempo de reestructurar nuestro país por completo, tenemos una clase política que se duerme en su curul, se llena de lujos y está sobrevaluada, tanto en cantidad como en calidad, entre sobresueldos, exceso de partidos y políticos plurinominales, son un lastre en vez de un grupo de líderes que representen al pueblo, pues sólo piensan en su partido y en permanecer sobre México. No podemos seguir así.

El hecho de retrasar nuestras elecciones mientras se reconstruye el país no solo les puede dar la oportunidad de mejorar nuestras condiciones de vida, sino que hará que conozcan las necesidades de sus comunidades, de ver en qué se puede mejorar nuestra situación, qué retos tenemos para hacer de nuestro país uno próspero, fuerte y unido, olvidando las diferencias sociopolíticas que abundan en nuestro entorno. Es por eso que pido que piensen en ello, es más importante que gastar el dinero en boletas, publicidad, spots, viajes y despensas.

Al pueblo mexicano le digo: Hoy debemos olvidarnos de nuestros colores políticos; tricolores, verdes, azules, rojos, marrones, etcétera. NO IMPORTAN. Hoy debemos centrarnos en curar nuestras heridas, en restaurar nuestro país, desde la casa más hermosa hasta la más humilde choza, dignificar al país, recuperar la confianza en nosotros y en nuestro pueblo. No hay espacio para politiquerías, para desacreditarnos mutuamente, debemos acompañarnos y curarnos mutuamente. Ya vieron la forma en que trabajamos juntos en momentos de desastre: Nos apoyamos, nos alimentamos, nos cuidamos y nos salvamos. Eso es lo que necesitamos para restaurar al país, es necesaria una cirugía mayor, no unos curitas. TODOS. SIN DUDARLO.

México, He dudado de tu pueblo, he llorado por ver tanta injusticia y tanta corrupción en todos los sectores del país, hoy me siento orgulloso de ser mexicano, y quiero sentirme aún más orgulloso, dame ese gusto, ya sea que se destine el dinero de las campañas a la restauración del país o se retrasen las elecciones y se use por y a favor de nuestros hermanos, para blindar al país y evitar más pérdidas humanas como las que desgraciadamente tuvimos a últimas fechas. Ambas opciones son buenas, si un candidato puede costearse su campaña con sus ingresos o donaciones o si se retrasan las elecciones y se limita el presupuesto de campaña a algo que no sea suntuoso e inútil. Líderes de partidos, se los dejo de tarea, HOY POR MÍ, MAÑANA POR TÍ



Luis Miguel Mora Ramírez

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Desde Cancún, Ayudemos a Abbey

Open letter to Justin Trudeau, General Motors and Unifor Canada @UniforTheUnion